“Alegrías y tristezas”

“Alegrías y tristezas”

Juan 16, 16-20

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: –Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver.

Comentaron entonces algunos discípulos: –¿Qué significa eso de «dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver», y eso de «me voy con el Padre»?

Y se preguntaban: –¿Qué significa ese «poco»? No entendemos lo que dice.

Comprendió Jesús que querían preguntarle y les dijo: –¿Estáis discutiendo de eso que os he dicho: «Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver»? Pues sí, os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría.

—————————————————

Cada uno de nosotros identifica claramente cuando se hacen presente en nuestras actitudes de vida las alegrías y las tristezas, aunque su definición es clara, la conceptualización que el mundo hace es muy distinta de la que la fe nos propone, y es que el caso es muy concreto, ya que el mundo enfatiza las felicidades efímeras y superficiales como lo es lo que da placer al instante, mientras que la fe propone aquellas que son más profundas e inteligentes como lo es el amor en todas su vertientes y situaciones aún difíciles.

Todo aquello que da alegría plena al espíritu si no se le pone precio y se comercializa, entonces no es bueno según los mercaderes, pintándolo de tristeza y, sin embargo aquello que es triste, como conformarte con tan sólo tener auto, sin el gozo que da el ponerlo al servicio propio y de los demás, es denigrado.

Por ello Jesús enfatiza que hay que tener el Espíritu Santo para no caer en confusiones, porque si el mundo se alegró por la muerte de Cristo, hay que saber esperar porque la gracia de Dios no queda ahí, sino que da frutos y, de una mala experiencia Dios es capaz de dar una gran alegría. 

Es ta sólo cuestión de enfoque y de tener paciencia en la espera, porque como lo dice el mismo dicho “el que ríe al último, ríe mejor”.