“Confusión intencional”

“Confusión intencional”

Marcos 12, 13-17

En aquel tiempo, mandaron a Jesús unos fariseos y partidarios de Herodes, para cazarlo con una pregunta.

Se acercaron y le dijeron: –Maestro, sabemos que eres sincero y que no te importa de nadie; porque no te fijas en apariencias, sino que enseñas el camino de Dios sinceramente. ¿Es lícito pagar impuesto al César o no? ¿Pagamos o no pagamos?

Jesús, viendo su hipocresía, les replicó: –¿Por qué intentáis cogerme? Traedme un denario, que lo vea.

Se lo trajeron.

Y él les preguntó: –¿De quién es esta cara y esta inscripción?

Le contestaron: –Del César.

Les replicó: –Lo que es del César pagádselo al César, y lo que es de Dios a Dios.

Se quedaron admirados.

—————————————-

Una de las cosas que el maligno junto con todos sus partidarios se especializa, es en la mentira, en la confusión, porque de ello se vale al revolver las cosas estratégicamente para engañar; usa la verdad mezclada con la mentira para hacernos caer en sus tramas.

Ya en el mismo evangelio se nos presenta como al mismo Jesús le quisieron sacar una opinión inclinada acorde a las tendencias que ellos deseaban con el tema del pago de impuestos.

Claro que Jesús va un paso, o dos, o tres adelante, reconociendo su intencionalidad y no permitirse caer en dicho juego.

Hoy en Día no es nada extraño encontrar este tipo de situaciones donde se pretende manipular todo, engañar para obtener un beneficio mal habido y mal intencionado. porque los medios se especializan en confundir al transmitir mensajes desvirtuados con tendencias al odio, a negar a Dios, a privilegiar el pecado y presumirlo, a revolver lo divino con lo temporal político, para contrapuntearlos siendo que ambos se complementan, en sus planos específicamente definidos.

En fin el engaño está ala orden del día, sobre todo en tiempos de campañas políticas, y en tiempos de ofertas comerciales, la situación hay que contrarrestarla con una vida que no se permita entrar en ese vértigo, sino que lo vea y asimile con tranquilidad, sin perder la paz y con una actitud fortalecida de oración y sacramentos. Así la sabiduría que viene de Dios nos iluminará ante toda situación y en cada momento para no caer, sino detectar los engaños evitándolos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s