“Dar lo justo, no basta”

“Dar lo justo, no basta”

Mateo 5, 20-26

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si no sois mejores que los letrados y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cielos. Habéis oído que se dijo a los antiguos: No matarás, y el que mate será procesado. Pero yo os digo: todo el que esté peleado con su hermano, será procesado. Y si uno llama a su hermano «imbécil», tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama «renegado», merece la condena del fuego. Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Procura arreglarte con el que te pone pleito, enseguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último cuarto».

———————————————-

La conciencia es un don otorgado por Dios e independiente para regular nuestra actividad orientándolas siempre a un mejor bien, la cual afirma y regula nuestro obrar, sobre todo en lo que a materia moral se refiere. 

De igual manera podemos mal formar la conciencia radicalizándose en extremos, dónde habrá quien se conforme con no hacer nada y limitarse a meras buenas intenciones y con ellas auto justificarse, hasta quien lo da todo y no le baste, queriendo hacer más de lo que sus capacidades le rindan, excesos que no son sanos.

Habrá quien piense que con hacer en su momento lo justo es suficiente y acallar la conciencia porque hacemos lo que obligadamente tenemos que hacer, ciertamente eso sería lo justo, pero en un plano de espiritualidad, eso se limita tan sólo a lo meramente humano, y se nos invita a vivir y crecer en valores mayores, como lo es en excelencia el crecer en lo espiritual, y no me refiero a rezos, ni a mandas o fanatismos religiosos, sino a aquellos dones que realmente reflejan el amor y la caridad de Dios sin hablarlo.

Porque en el plano del Cristianismo, dar lo justo, eso lo pide el mundo, y es lo legal, pero dar lo justo para nosotros no basta, hay que dar más, hacer más, dedicar más, todo en su medida y sin excesos, porque hacer justicia es de ley, pero dar más y hacerlo con caridad, es divino y es de santidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s