“San Pedro y San Pablo”

“San Pedro y San Pablo”

Mateo 16, 13-19

En aquel tiempo, llegó Jesús a la región de Cesarea de Felipe y preguntaba a sus discípulos: –¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?

Ellos contestaron: —Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.

El les preguntó: —Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

Simón Pedro tomó la palabra y dijo: —Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.

Jesús le respondió: —¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del Reino de los Cielos; lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo.

———————————————

Festejamos en este día a dos grandes pilares de la Iglesia, los cuales han sido depositarios de la confianza de Dios para llevar a cabo dentro del plan de Dios su obra a través del tiempo. Personajes que conociendo las circunstancias de su tiempo saben aprovecharlas a tal grado de no limitarse a su espacio y localidad. 

Hombres que saben mirar más allá, que su experiencia de vida cercana a jesús en el caso de Pedro y de profunda conversión en el caso de Pablo, fueron el complemento que Dios utilizó para llegar a la plena difusión de la Palabra de Dios, así como la justa Guía de la Iglesia naciente.

Se les llama pilares por su profunda doctrina que incluso en momentos difíciles al interno de la comunidad de los cristianos han puesto en claro los principio y fundamentos siempre en miras a la verdad, sin descartar pero tampoco sin entrar en confusión con el Judaísmo del cual proceden como una etapa en la misma historia de la salvación.

Hombres valientes, entregados, con sus defectos, pero al final, santos, no por lo que son, sino por lo que llegaron a crecer y ser a los ojos de Dios, basados sobre todo en el amor y fidelidad a Nuestro Señor Jesucristo.

Pidamos su protección y guía para obtener algo de su sabiduría, entrega, valentía y santidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s