“Ataques Capitales”

“Ataques Capitales”

Mateo 10, 24-33

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus Apóstoles: «Un discípulo no es más que su maestro, ni un esclavo más que su amo; ya le basta al discípulo con ser como su maestro, y al esclavo como su amo. Si al dueño de la casa lo han llamado Belzebú, ¡cuánto más a los criados! No les tengáis miedo, porque nada hay cubierto, que no llegue a descubrirse; nada hay escondido, que no llegue a saberse. Lo que os digo de noche, decidlo en pleno día, y lo que os digo al oído, pregonadlo desde la azotea. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No, temed al que puede destruir con el fuego alma y cuerpo. ¿No se venden un par de gorriones por unos cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo: no hay comparación entre vosotros y los gorriones. Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre del cielo».

————————————-

Ciertamente vivimos en un medio un tanto corrompido por el mal y las envidias que están a la orden del día; en todos los ámbitos de la vida surgen ataques, pero curiosamente no son ejecutados por los que le carcome el odio, sino que manipulan y mueven a otras personas, las cuales en medio de sus más pequeños dolores, les canalizan el odio a un fin específico aunque no tenga que ver nada con su persona en lo particular, es decir, es una manipulación en medio de las crisis de los demás.

Este esquema de ataque, es típico del maligno, por decir así es su modus operandi, prácticamente el demonio viene a ser el autor intelectual y los ejecutores, todos los débiles y vulnerables en su espíritu. 

Dichos ataques además de indirectamente afectar a las personas, van dirigidos de manera directa a los dirigentes, a las autoridades, a las cabezas que son parte fundamental en las sociedades. Es por ello que critican y atacan desde la autoridad familiar hasta la máxima autoridad cívica en el mundo. 

Saben muy bien que si atacan la cabeza, se desorganiza todo el resto, y así quedar presos de una “nueva” autoridad no auténtica y manipuladora, sobre todo para uso económico y consumista sin valores de por medio.

Se le llama independización, pero en realidad es una vulnerabilidad a expensas de quien  los manipula. Por ello se nos invita a mantenernos en la unidad, respetando la autoridad que habla de la nobleza del corazón y de los valores trascendentales que aún llegan a nosotros y que podemos proyectar a los demás. Hay que cuidar la autentica autoridad, porque será la que nos irá guiando a la verdad, ya que viene de Dios y es para vivirla en comunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s