“La moda: Sucumbir”

“La moda: Sucumbir”

Mateo 13, 18-23

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Vosotros oíd lo que significa la parábola del sembrador: Si uno escucha la palabra del Reino sin entenderla, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón. Esto significa lo sembrado al borde del camino. Lo sembrado en terreno pedregoso significa el que la escucha y la acepta enseguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y, en cuanto viene una dificultad o persecución por la Palabra, sucumbe. Lo sembrado entre zarzas significa el que escucha la Palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas la ahogan y se queda estéril. Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la Palabra y la entiende; ése dará fruto y producirá ciento o sesenta o treinta por uno».

————————————————

Entre acelerones y pasividades mantenemos una forzada vida en los tiempos actuales. Por un lado tan ocupados y llenos de actividades laborales así como familiares que parecen faltarle horas al día, Inmersos en un activismo en el cual meten inclusive a los hijos, que terminan por cansarlos y pasar por desapercibidas las etapas de su infancia y adolescencia, por ello luego en medio de ese cansancio se vuelven rebeldes y los padres sin tiempo para asimilar la situación se preguntan el por qué, creyendo que todo lo hacen bien.

Por otro lado los pasivos, a quienes todo les pesa y también todo les molesta porque les interrumpe abruptamente su estática atmósfera, forzándolos a actuar aunque sea en lo más mínimo, casi comportándose como parásitos totalmente inútiles pero sí aprovechando la labor de los que trabajan sin cesar.

Parece una idea muy radicalista, de hecho son extremos entre los que oscilamos, a veces inconscientes de una solución mejor, porque pensamos que eso es ya lo ordinario.

Ante ésta situación que se vive, después de un saturado cansancio, lo más fácil es sucumbir, dejar todo, y hasta lo promueven como un común denominador, cuando lo convierten en estadísticas afirmando que lo más normal es que una persona cambie de actividad laboral o de pareja al menos 5 veces en su vida.

Es un plan que llevan acabo y del que en medio del acelere ni cuenta nos damos a dónde vamos, pero ellos sí saben a dónde nos quieren llevar.

Por ello orar, meditar, descansar y pensar lo mejor para nosotros y para los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s