“Ciegos con vista 20/20”

“Ciegos con vista 20/20”

Mateo 23, 23-26

En aquel tiempo, habló Jesús diciendo: «¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que pagáis el décimo de la menta, del anís y del comino, y descuidáis lo más grave de la ley: el derecho, la compasión y la sinceridad! Esto es lo que habría que practicar, aunque sin descuidar aquello. ¡Guías ciegos, que filtráis el mosquito y os tragáis el camello! ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis rebosando de robo y desenfreno! ¡Fariseo ciego!, limpia primero la copa por dentro y así quedará limpia también por fuera».

——————————————-

Es muy común escuchar que en alguna situación alguien afirme: “se hizo de la vista gorda”, es decir, que viendo claramente la verdad de un hecho, por algún miedo o interés lo niega rotundamente afirmando lo contrario.

Curiosamente parece en nuestros días que esto ya es un común modus vivendi, el cual corroborado psico-sociológicamente en donde se comprueba que mientras más metidos y perdidos estemos en medio de la grey, más nos despersonalizamos, y en las actuales redes sociales no se diga, somos un perfil más entre millones, sin contacto personal mas que el obligado laboral, estudiantil y familiar. 

Cuando no hay contacto personal no hay responsabilidad ni compromiso con el otro, a tal grado que pudiésemos presenciar un homicidio publico en plena calle y como somos tantos, nadie haría nada, daríamos paso acelerado esperando que entre los demás presentes alguien haga algo.

Aquí es dónde la ceguera se acentúa, sí, aunque tu vista sea perfecta, porque si alguien te mira directamente a los ojos, tan sólo para desearte algún buen día o preguntar una dirección, ya te sientes ofendido o atacado. No vemos la real intención y necesidad del otro. 

Y si eso es en lo ordinario, ¿qué no será en tu real obrar?, ¿de qué serás capaz? acaso formarás parte de las innumerables listas y cadenas de desorden y corrupción, alcabo que si la mayoría vive así, pues lo mejor será no violentar al mal porque nos ataca. Mejor me hago que no veo. Pero sábete que no dejas de ser parte del mal y del problema. 

Así que si tu vista el buena, aunque necesite lentes, no la deteriores porque quien se deteriora eres tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s