“Les dio el nombre de Apóstoles”

“Les dio el nombre de Apóstoles”

Lucas: 6, 12-19

Por aquellos días, Jesús se retiró al monte a orar y se pasó la noche en oración con Dios.
Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, eligió a doce de entre ellos y les dio el nombre de apóstoles. Eran Simón, a quien llamó Pedro, y su hermano Andrés; Santiago y Juan; Felipe y Bartolomé; Mateo y Tomás; Santiago, el hijo de Alfeo, y Simón, llamado el Fanático; Judas, el hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.

Al bajar del monte con sus discípulos y sus apóstoles, se detuvo en un llano. Allí se encontraba mucha gente, que había venido tanto de Judea y Jerusalén, como de la costa de Tiro y de Sidón. Habían venido a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; y los que eran atormentados por espíritus inmundos quedaban curados. Toda la gente procuraba tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.

___________________________

El término apóstol proviene del griego Απόστολος, que significa enviado. Un apóstol es un propagador o un predicador de la doctrina bíblica, de la fe cristiana y del Poder y del Amor de Dios, es un evangelizador que tiene la misión de predicar de Jesucristo y de Su obra Redentora, Su vida, Su muerte y Su resurrección.

A cada uno de los doce principales discípulos escogidos por Jesucristo para predicar y propagar el Evangelio (en griego, buena noticia) por todo el mundo se les llama Apóstoles (con mayúscula). 

Según los evangelios, que son libros escritos por algunos discípulos de Jesús sobre Su vida, estos fueron los Apóstoles designados por Jesucristo: Simón Pedro, Santiago el Mayor, Andrés, Juan, Felipe de Betsaida, Bartolomé, Tomás, Mateo, Santiago el Menor, Judas Tadeo, Simón y Judas Iscariote, este último fue sustituido por Matías después del suicidio de Judas y la Ascensión de Jesús.

Son cinco las características necesarias para ser llamado «apóstol»:

• Haber conocido personalmente a Jesús.

• Haber sido escogidos y enviados por Jesús.

• Haber sido testigos de Jesucristo resucitado.

• Dar la vida por Dios y por el evangelio.

• Seguir a Jesucristo.

Pablo de Tarso y Bernabé también fueron Apóstoles aunque no fueron directamente llamados por Jesucristo cuando Él estaba en la Tierra, sino posteriormente. Todos ellos tenían la misión de expandir el Reino de Dios, y además de predicar el Evangelio, realizaban diferentes prodigios, señales y milagros, como sanar a los enfermos, resucitar, echar fuera demonios, etc.

Hay que diferenciar al Apóstol del Discípulo, aunque todos en su momento son discípulos, al Apóstol se le ha dado la misión específica de ser enviado a predicar la Buena Nueva, mientras que el discípulo es aquel que desea reproducir en sí mismo la vida de Cristo, seguirlo y amarlo, dando el testimonio de amor de su Maestro, para en su momento hacer la tarea del apostolado y transmitir aquello que se ha recibido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s