“Instruyendo”

“Instruyendo”

Marcos 9, 30-37

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos. Les decía: —El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.

Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle.

Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó: —¿De qué discutíais por el camino?

Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: —Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.

Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: —El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.

_______________________

Es un hecho que nadie nace con un conocimiento inducido, es decir, sabiéndolo todo, sino que en el transcurso de una vida, vamos incrementando nuestro conocimiento día a día, y digo una vida, porque no es exclusivo de tan sólo una etapa de la vida como lo puede ser desde la infancia con preescolar, primaria, secundaria, bachillerato, universidad, postgrados u doctorados, ya sea según el interés de cada quien y, se desee más o se quede uno estancado en alguna de las anteriores etapas.

Lo anterior tan sólo lo es en relación al conocimiento científico que nos prepara para ejercer una carrera u oficio. Sin embargo, en el plano del conocimiento de la fe, acontece exactamente lo mismo, ya que la fe no se limita al puro sentimiento divergente en cada uno de nosotros, no implica la importante voluntad únicamente, sino que además se concretiza y acrecienta con el estudio de lo sagrado.

El inicio de éste caminar espiritual se da con el Kerygma, es decir el primer anuncio que implica el aceptar el amor a Dios y la evangelización, pero que continúa con la catequesis, y no me refiero a tan sólo la que prepara para la primera comunión o la confirmación, que es donde la mayoría nos atoramos, teniendo por ende un conocimiento de Dios a veces a nivel infantil o en su defecto puberto.

Imagínense si San Pablo o San Pedro se hubieran quedado en esa fe infantil, sin una profundización teológica de los misterios de Dios, ya me imagino cómo hubieran sido escritas sus cartas, que ciertamente a Palabra de Dios no hubieran llegado. Pero si han sido un modelo a tal grado de considerarlas de inspiración Divina y Sagradas, ciertamente lo son por el grado de conocimiento de Dios, su amor y espiritualidad a la que llegaron, con una dedicación y entrega incondicional a la causa de la redención del género humano, es decir, haciéndose uno con Cristo.

Ciertamente nosotros no somos ellos, pero ese conocimiento que manifiestan de Dios, no lo es tan sólo porque les nace del corazón, sino que como el mismo Evangelio lo explica, Jesús les dedicaba su tiempo para Instruirlos, es decir, profundizar en el conocimiento de Dios de manera teológica y espiritual, así como en la fortaleza humana psicológica para saber entender la situación humana y su comportamiento, no para juzgarla, sino para manejarla con compasión.

Ese conocimiento de Dios es al que nos invita Jesús a estar en constante crecimiento, pero si nos damos por bien pagados con lo recibido en el kindergarten, creo que ya es ventaja el sabernos persignar. No hay mayor excusa que nuestro propio interés, por lo que la invitación a conocerle siempre cada vez más, está al alcance de la mano, y aunque el pleno y grandioso misterio de Dios sea inalcanzable, lo poco y mucho a su vez que aquí se nos revela, es suficiente para llegar a comprenderlo en su momento al estar en su presencia en la vida eterna. Pero mientras a darle al estudio con la catequesis de adultos,  ya que no basta con decirle Señor, Señor, !ahh¡ y que no falte la caridad de por medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s