“¿A Dios le gusta el Dolor?”

“¿A Dios le gusta el Dolor?”

Lucas: 21, 20-28

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Cuando vean a Jerusalén sitiada por un ejército, sepan que se aproxima su destrucción. Entonces, los que estén en Judea, que huyan a los montes; los que estén en la ciudad, que se alejen de ella; los que estén en el campo, que no vuelvan a la ciudad; porque esos días serán de castigo para que se cumpla todo lo que está escrito.
¡Pobres de las que estén embarazadas y de las que estén criando en aquellos días! Porque vendrá una gran calamidad sobre el país y el castigo de Dios se descargará contra este pueblo. Caerán al filo de la espada, serán llevados cautivos a todas las naciones y Jerusalén será pisoteada por los paganos, hasta que se cumpla el plazo que Dios les ha señalado.
Habrá señales prodigiosas en el sol, en la luna y en las estrellas. En la tierra las naciones se llenarán de angustia y de miedo por el estruendo de las olas del mar; la gente se morirá de terror y de angustiosa espera por las cosas que vendrán sobre el mundo, pues hasta las estrellas se bambolearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube, con gran poder y majestad. Cuando estas cosas comiencen a suceder, pongan atención y levanten la cabeza, porque se acerca la hora de su liberación”.

_________________________________

Es un hecho que conocemos todos al respecto de la historia de la salvación en lo que se refiere a la Encarnación, es decir, el misterio del Dios hecho hombre, el Emmanuel, el Dios con nosotros, Aquél que toma la condición humana sin perder la divina, hecho que nos acerca aún más a Él por amor y pura iniciativa suya.

Pues éste hecho de la Encarnación, precisamente viene a sublimar todo el género humano de todos los tiempos, es lo que podríamos llamar el milagro del unirnos y elevarnos a lo divino para vivir y permanecer siempre al lado de Dios. En Este proceso el camino es el de Jesucristo, quien nos muestra las pautas y el camino a seguir para cada vez más asemejarnos a él hasta que en su momento seamos todos uno con Él. Es un crecimiento espiritual que se ve reflejado en la propia vida y en nuestro propio ser y actuar.

Sin embargo, parece que el proceso lo queremos hacer a la inversa, en vez de elevar nuestra vida a la calidad y categoría de lo sublime, de lo divino, pretendemos antropomorfizar a Dios, es decir, ponerlo a nuestro nivel, creer que piensa y obra como nosotros las para así justificar nuestro comportamiento y nuestra típica manera y tendencia de ser.

Entonces nuestras limitaciones se las colgamos a Dios, si somos corajudos, Dios es el corajudo y lleno de ira por excelencia, si castigamos, Dios es el ajusticiador supremo,   imaginando que Dios piensa como nosotros erróneamente, por lo que cuando se nos habla en ésta lectura en lenguaje apocalíptico, pensamos el cómo puede ser posible que realice tantas atrocidades y no tenga compasión inclusive de los niños y las embarazadas.

Algo que olvidamos es que ese lenguaje es una forma de hablar, sin embargo está lleno de esperanza, porque aunque el escritor sagrado, manifieste los miedos y temores de la humanidad en el mismo, no deja de remarcar la gran misericordia de Dios ya que inclusive a los infantes los tiene contemplados en su plan. Así como un bebé puede perderse a temprana edad, no deja de ser un enviado que cumplió su misión ya que transformó algo en la familia por la que pasó. No es que a Dios le guste el Dolor, nosotros somos los adictos a la adrenalina, al dolor, y lo ponemos en boca de Dios, pero nada queda fuera de su misericordia y su bendita mano, falta que en vez de ver el mundo con dolor, lo veamos con misericordia y así la cosa radicalmente cambia. Inténtalo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s