“Cuando el pesimismo domina”

“Cuando el pesimismo domina”

Juan: 1, 45-51

En aquel tiempo, Felipe se encontró con Natanael y le dijo: “Hemos encontrado a aquel de quien escribió Moisés en la ley y también los profetas. Es Jesús de Nazaret, el hijo de José”. Natanael replicó: “¿Acaso puede salir de Nazaret algo bueno?” Felipe le contestó: “Ven y lo verás”.

Cuando Jesús vio que Natanael se acercaba, dijo: “Éste es un verdadero israelita en el que no hay doblez”. Natanael le preguntó: “¿De dónde me conoces?” Jesús le respondió: “Antes de que Felipe te llamara, te vi cuando estabas debajo de la higuera”. Respondió Natanael: “Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el rey de Israel”. Jesús le contestó: “Tú crees, porque te he dicho que te vi debajo de la higuera. Mayores cosas has de ver”. Después añadió: “Yo les aseguro que verán el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre”.

________________________

Es estar tristes, deprimidos, así como sin iniciativas, no está en el plan de vida de ninguna persona, sin embargo, cuando una persona se comporta de esa manera, después de una batalla no exitosa, se cae en el pesimismo.

Sin embargo debemos de abstenernos de juzgar a quienes están en esa situación, ya que en realidad no sabemos el proceso de vida que han tenido para innecesariamente tener que caer en esa actitud, por que de una cosa estoy seguro: “Ellos no pidieron ser así”, ni tampoco fue una alegre lección de vida, sino que una inevitable y a veces inconsciente forma negativa, problematizada y forzada de vida, de la que en su entorno no tenían ni las opciones, ni las capacidades de salir.

Por ello nadie pide ser una mala persona, y si alguien ha decidido conscientemente ser así, es porque no conoce otra opción, ya que eso fue lo que aprendió y no sabe ser de otra manera, porque da pánico vivir una forma de vida que no se conoce, esa es la razón por la que permanecen ahí, en el dolor, en el pesimismo.

Sin embargo, Jesús invita precisamente con la confianza y su amistad, proveyendo aquello que les falta para dar ese paso tan crucial e importante en nuestra vida. Por ello propone animarnos a conocer más y mejores cosas que no existían dentro del entorno donde crecimos, ya que mayores cosas hemos de ver, pero para ello hay que animarnos a verlo. Superar los miedos, no permitir permanecer inertes, sobre todo cuando el pesimismo domina.