“Un nuevo tiempo”

“Un nuevo tiempo”

Marcos: 1, 14-20

Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el Evangelio de Dios y decía: “Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Conviértanse y crean en el Evangelio”.
Caminaba Jesús por la orilla del lago de Galilea, cuando vio a Simón y a su hermano, Andrés, echando las redes en el lago, pues eran pescadores. Jesús les dijo: “Síganme y haré de ustedes pescadores de hombres”. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.
Un poco más adelante, vio a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que estaban en una barca, remendando sus redes. Los llamó, y ellos, dejando en la barca a su padre con los trabajadores, se fueron con Jesús.

________________________

Por gracia de Dios hemos tenido la oportunidad de iniciar en el esquema temporal un nuevo ciclo llamado año nuevo, lleno de promesas y proyectos tanto personales como comunitarios, lo que nos hace tener nuevos ánimos para seguir adelante.

De igual manera se nos invita en este nuevo ciclo, a su vez crecer en lo espiritual, no dejarlo a la deriva o al hay se va, porque Dios mediante tendremos la oportunidad de celebrar los misterios que nos recuerdan la historia de la Salvación, por lo que se propone tener la atención bien puesta para no dejarlo ordinariamente a la deriva.

Es un estar preparados para lo que venga, que por lo general siempre es bueno, pero no hay que esperar a que un hecho negativo nos haga retomar el camino, no hay necesidad de una crisis para realizar un cambio personal, cuando desde hoy los puedes evitar.

Un nuevo tiempo es el que se nos da, por lo que si ya lo estamos aprovechando en ciertas áreas de la vida, como es lo material, la familia o el trabajo, no está por demás a su vez utilizarlo en todo el ámbito espiritual que empapa toda nuestra vida y relaciones totales, por ello si va cultivado y fortalecido, no habrá mejor inversión en este nuevo inicio que una vida preparada en todos los aspectos.