“Tiempo para ti”

“Tiempo para ti”

Marcos: 6, 30-34

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Entonces él les dijo: “Vengan conmigo a un lugar solitario, para que descansen un poco”. Porque eran tantos los que iban y venían, que no les dejaban tiempo ni para comer.
Jesús y sus apóstoles se dirigieron en una barca hacia un lugar apartado y tranquilo. La gente los vio irse y los reconoció; entonces de todos los poblados fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron.
Cuando Jesús desembarcó, vio una numerosa multitud que lo estaba esperando y se compadeció de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas.

_________________________

A veces navegamos entre los extremos no tan sanos de administrar nuestros tiempos, y digo extremos porque podemos tomar postura ante la suma responsabilidad que tenemos con los nuestros al querer partirnos para poder atender cada una de las solicitudes que no demandan, aunado a eso los deberes que no dejamos de hacer.

Aunque también se pudiese dar la otra postura de no aprovechar el tiempo y perderlo sin tener conciencia de las consecuencias personales y la afectación a los que tenemos cerca.

Parece heroico nuestro actuar al vivir de manera sacrificada, que no se niega la labor que hacemos, pero por un lado tendremos que ubicar a conciencia, si el trabajo que hacemos no sobrepasa nuestra obligación o, si estaremos realizando el trabajo y mal imponiendo a aquellos que amamos y que les corresponde dicha labor.

Es muy justo y necesario de vez en cuando tomar esos tiempos para restaurarnos de manera integral y seguir funcionando eficientemente en todas las labores que hacemos. Por ello el mismo Jesús pide apartarnos un poco del trabajo que parece nunca termina, para una vez recuperados, vigorosos, tranquilos, descansados, con una mente fresca y sana para enfrentar lo que venga, porque cansados es imposible.

Es por ello vital un tiempo de descanso, sin el mismo tu exhaustivo trabajo, aunque no lo dejes de hacer, no será tan eficaz ni de calidad, porque faltará esa parte de ti íntegra que confirma una labor bien hecha y no tan sólo forzada y sacrificada. Ánimo, date un tiempo para ti, es en beneficio principalmente de tu familia y de los que estamos cerca de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s