“Recibes lo que das”

“Recibes lo que das”

Mateo: 7, 7-12

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; toquen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que toca, se le abre.
¿Hay acaso entre ustedes alguno que le dé una piedra a su hijo, si éste le pide pan? Y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Si ustedes, a pesar de ser malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, con cuánta mayor razón el Padre, que está en los cielos, dará cosas buenas a quienes se las pidan.
Traten a los demás como quieren que ellos los traten a ustedes. En esto se resumen la ley y los profetas”.

________________________

En ocasiones nos confundimos al manifestar que nuestra suerte es muy mala, ya que en repetidas ocasiones sentimos al mundo adverso a nosotros, como si una maldición nos cubriera permanentemente con su sombra, sin embargo nos sorprendería saber que los generadores de esas reacciones somos nosotros mismos.

Lo que pasa es que por lo general actuamos de una manera inconsciente ante nuestra propia expresividad, que al parecer nos resulta normal, pero que en realidad proyectamos a través de un lenguaje inefable la propia situación e incomodidad por la que estemos atravesando.

Somos todo expresión, pero a su vez vemos en los demás lo que nosotros llevamos dentro, a veces queriendo ayudar o remarcar algo que no es del otro, sino mío, pero que la otra persona lo evoca al identificarme con ello.

Es por ello que generalmente como una retroalimentación, recibimos lo que damos, ya sea consciente o inconsciente, incluso en una critica malsana aunque hablemos mal de los demás, en realidad estamos hablando más de nosotros mismos imprimiendo el dolor que nos mueve al así expresarlo y de lo que no hay necesidad de comentar.

Sin embargo si tu actitud es positiva, aunque la quieran derrumbar aquellos enojados con la vida, ya estarás colaborando a sembrar una pizca de bienestar al no engrandecer su negativa situación, ni responder igual o darles por su lado. Ya que al final, de igual manera, recibes lo que das.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s