“Riesgo de perder el rumbo”

“Riesgo de perder el rumbo”

Juan: 14, 1-6

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No pierdan la paz. Si creen en Dios, crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. Si no fuera así, yo se lo habría dicho a ustedes, porque voy a prepararles un lugar. Cuando me vaya y les prepare un sitio, volveré y los llevaré conmigo, para que donde yo esté, estén también ustedes. Y ya saben el camino para llegar al lugar a donde voy”.
Entonces Tomás le dijo: “Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?” Jesús le respondió: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no es por mí”.

____________________

No es nada fácil seguir el camino cuando se está cansado y agobiado por miles de problemas que nos tocan de manera ya sea directa o indirecta, porque una vez fatigados, todos los problemas del mundo, de los que nos enteramos solemos hacerlos nuestros y de igual manera sufrir por ellos, es decir, nos enganchamos a todo.

Es por ello que Jesús nos invita a no perder la paz, ya que sin ella nos volvemos totalmente vulnerables y manejables, tanto por las circunstancias negativas, aunque también se dé la docilidad para las positivas, sin ella las situaciones de dolor permanecen y se agudizan cada vez más al volcarnos sobre ellas una y otra vez sin ver la solución que suele ser sencilla, pero que obsesionados en el dolor no la visualizamos.

Siempre se tiene el riesgo de perder el rumbo, sin embargo se nos recuerda que Jesús siempre está al alcance de la mano para mostrarnos el camino de la paz, aquella que una vez restaurada, se tiene la serenidad para poder repensar las cosas y tomar las mejores y ponderadas decisiones.

Aún perdidos en la bastedad de los problemas, el camino de retorno siempre está disponible, sin juicios ni culpas, y ese camino es el Señor Jesús, quien con su pronta caridad predispone a salir de esas situaciones e ilumina para fortalecer la sabiduría que en el momento se necesita, don recibido al contacto con él por medio de su Santo Espíritu en cualquier momento. Aprovéchalo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s