“Glorificar”

“Glorificar”

Juan: 13, 31-33. 34-35

Cuando Judas salió del cenáculo, Jesús dijo: “Ahora ha sido glorificado el Hijo del hombre y Dios ha sido glorificado en él. Si Dios ha sido glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo y pronto lo glorificará.
Hijitos, todavía estaré un poco con ustedes. Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado; y por este amor reconocerán todos que ustedes son mis discípulos”.

_____________________________

En ocasiones parece un tanto confuso el concepto de glorificar, porque lo asociamos directamente a una actividad que le pertenece únicamente a Dios, cuando en realidad la glorificación es una acción que dice bien de Dios, pero a su vez dice bien de nosotros, porque podemos participar de la Gloria de Dios.

Cuando nos permitimos participar de las actividades religiosas, como lo es la oración, las celebraciones litúrgicas, las obras de caridad ya sean grupales o personales, en realidad estamos participando de un poquito de su gloria, sobre todo cuando lo hacemos de una manera consciente y activa.

Además de igual manera, podemos glorificarlo en el día a día al realizar todas nuestras labores cotidianas de una manera dedicada, porque como lo dice el mismo lema de los Jesuitas: “Ad Maiorem Dei Gloriam”, que todo sea para la mayor gloria de Dios. Porque nuestra vida entera glorifica a Dios, quien a su vez nos glorifica e intercede con sus múltiples gracias para nuestro beneficio propio.

Y aunque parezca raro, toda mala experiencia que nos ofende y lastima, en la frágil relación humana, sabiéndola llevar a buen fin, de igual manera glorifica a Dios y nos santifica, por ello el mismo Jesús sabe que será glorificado en su propio martirio, obra tan grande que la lleva hasta la salvación, ya que no se dedicó a quejarse, sino a aceptar y engrandecer su ser con el mismo dolor, y a su vez rescatar el nuestro.

Por ello, todo lo que hagas, hazlo de manera que Dios sea glorificado en ti. En eso reconocerán que somos amados y que somos sus discípulos, porque ese testimonio lo dice todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s