“Carga Ligera”

“Carga Ligera”

Mateo: 11, 28-30

En aquel tiempo, Jesús dijo: “Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo les daré alivio. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y mi carga, ligera”.

__________________________

Dentro de las pesas y medidas internacionales, independientemente de la escala que se esté utilizando, tanto en un sistema como en otro, las cantidades y los volúmenes son los mismos, simplemente con diferente numeración y nomenclatura, pero el peso es el mismo. un kilo equivale a 2.2 libras pero la masa es la misma.

Por lo que cuando se nos pide cargar con cierta cantidad de masa, será la misma para todos, pero con diferente número, y aquí es donde a unos se les hará pesada, a otros lo normal, a otros muy ligera, pero no depende de la cantidad, sino de la fuerza que se tenga para cargarla. Y por supuesto nuestra opinión al respecto variará según hayamos podido o no. 

Es por ello que existen múltiples opiniones sobre un mismo tema, ya que para algunos es muy difícil tomarlo, cuando para otros es lo más común y sencillo del mundo; la cuestión es que en realidad depende de qué tan entrenados y fortalecidos estemos, al igual de quien suele ejercitarse y mantenerse fuerte, ante quien no hace nada por esforzarse y se la vive quejándose de que todo le pesa y duele.

La carga que pone el cansancio y el agobio de la vida, por así decirlo, es la misma para todo ser humano, ya que estamos en el rango de lo factible. La diferencia se notará cuando estemos entrenados a manejarla, que para eso tenemos un buen entrenador y ese es Jesús que nos prepara para ésta vida y la eterna, ya que con Él todo yugo y peso resulta suave porque lo sabrás manejar. 

Por supuesto que al lado del Señor, llenos de sus dones, de sus gracias, de su amor, de su paz, de su estabilidad, todo carga es ligera. Qué pena para aquellos que teniéndolo cerca no aprovechan, y la más mínima carga o prueba les derrota dramáticamente, ya que son intolerantes a la frustración. Mientras no quieran crecer, no les puedes ayudar con su carga, pero no la cargues por ellos, porque no te pertenece, es de ellos, que ya que tu tienes bastante con la tuya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s