“El estándar del mundo…”

“El estándar del mundo…”

Mateo: 19, 23-30

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Yo les aseguro que un rico difícilmente entrará en el Reino de los cielos. Se lo repito: es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los cielos”.
Al oír esto, los discípulos se quedaron asombrados y exclamaron: “Entonces ¿quién podrá salvarse?” Pero Jesús, mirándolos fijamente, les respondió: “Para los hombres eso es imposible, más para Dios todo es posible”.
Entonces Pedro, tomando la palabra, le dijo a Jesús: “Señor, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido, ¿qué nos va a tocar?” Jesús les dijo: “Yo les aseguro que en la vida nueva, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono de gloria, ustedes, los que me han seguido, se sentarán también en doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.
Y todo aquel que por mí haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o padreo madre, o esposa o hijos, o propiedades, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna. Y muchos primeros serán últimos y muchos últimos, primeros”.

_____________________________

Nos resulta muy evidente la propuesta que el mundo hace al respecto de sí mismo, siempre se presenta y ofrece tan sólo lo que el mundo dentro del ámbito material puede dar y lo que se puede conocer a ciencia cierta por los sentidos, ya que es lo que experimentamos de manera automática, es decir todo lo material.

Tenemos todo el derecho a la compensación por un buen trabajo elaborado, por ello, los mismos discípulos encabezados por Pedro quien toma la palabra pregunta “¿qué nos va a tocar?”, puesto que no ha quedado clara la misión a la que les ha llamado. Por lo que Jesús les explica que precisamente en la gloria se les dará el papel de juzgar a las doce tribus de Israel, ya que no lo han seguido ni aceptado como quién es, mientras que ellos sí.

A veces parece que tan sólo el premio será en la eternidad, pero a su vez enfatiza Jesús que una buena actitud ante los bienes del mundo, donde la prioridad la lleva la espiritualidad, conlleva a un excelente manejo de todo lo material, y es claro que teniendo una muy buena y responsable administración de todo lo que poseemos en este mundo, produce el ciento como muestra y signo de la misma generosidad de Dios aquí en la tierra.

Además tenemos la ventaja, de que los bienes se multiplicarán y de ganar a su vez la vida eterna ya que ambas responsabilidades se complementan.

Es por ello que no debemos tan sólo dejarnos llevar por el estándar del mundo con un perfil tan sólo inmanente y horizontal, hay que saber administrar lo espiritual, porque entonces los valores se intercambian, ya que lo que es valioso para el mundo, lo deja de ser para Dios, sabiendo que hay cosas aún mas importantes. Entonces se explica el por qué muchos primeros para el mundo serán los últimos y viceversa.

Un comentario en ““El estándar del mundo…”

  1. Buenos días, mis meditaciones sobre el Dios de la Historia, me han llevado a publicar un libro que te recomiendo. “S.H. el Señor de la Historia”
    Es una novela donde he querido plasmar mis reflexiones sobre la existencia humana, cómo puede ser un colectivo humano del siglo XXI que se ha tomado en serio su misión de ir construyendo la parcela de la historia que le ha dado Dios.
    Con todo esto te invito a que me sigas en mi web: minovela.home.blog, donde ayudo a entender la filosofía del libro.
    Te espero
    Mary Carmen

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s