“El Bien forzado, se aprovecha”

“El Bien forzado, se aprovecha”

Lucas 18, 1-8 

En aquel tiempo, Jesús, para explicar a los discípulos cómo tenían que orar siempre sin desanimarse, les propuso esta parábola: Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En la misma ciudad había una viuda que solía ir a decirle: «Hazme justicia frente a mi adversario»; por algún tiempo se negó, pero después se dijo: «Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esa viuda me está fastidiando, le haré justicia, no vaya a acabar pegándome en la cara». Y el Señor añadió: Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche ? ¿o les dará largas ? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra? 

____________________________

Hay ciertas ocasiones en que incomodos por situaciones negativas con los demás, solemos catalogar a todos como malvados, y lo convertimos en una tabla genérica donde toda persona que cumpla cierto perfil se le imprima la etiqueta aunque no la merezca.

Pero las personas que aún así cometen actos deplorables, sería un error afirmar que son malas, porque no lo son, que tengan momentos y actos no tan buenos, no significa que esas persona sea totalmente depravadas.

Si toda persona que ha cometido errores fuera intrínsecamente mala, la salvación sería un mito, no tendría caso ni buscarlas, ni insistirles, Pero si Jesús mismo se acerca a los más alejados, es por que sabe que esos corazones son recuperables.

De hecho los así llamados malos, a los suyos, incluso a ellos mismos se procuran bienes y lo hacen muy bien; aunque el bien sea forzado no deja de ser un bien, aunque sea obligado, no deja de ser un bien, aunque sea por compromiso aún llenos de odio, el bien se aprovecha, ya que Dios se manifiesta donde menos lo esperamos.

Por ello todo bien, venga de quien venga, procede de ese corazón que aunque dañado, sabe dar incluso lo mejor que posee, y eso es una gracia de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s