Lucas: 2, 16ss.

Lucas: 2, 16ss.

“…Los pastores fueron a toda prisa hacia Belén y encontraron a María, a José y al niño, recostado en el pesebre. Después de verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño y cuantos los oían, quedaban maravillados…

______________________

Maravillarnos debemos permitirnos. El asombro alimenta nuestra alegría. Evita caer en el pesimismo, y el mundo se ve y se siente más agradable.