Lucas 5, 14s.

Lucas 5, 14s.

“…Señor, si quieres, puedes curarme”. Jesús extendió la mano y lo tocó, diciendo: “Quiero. Queda limpio…” 

__________________

El Señor siempre quiere lo mejor para ti. Pero ¿tú lo quieres?. Si es así, no basta con pedirlo, demuéstralo con tu vida que así lo deseas.