“Falta de respeto”

“Falta de respeto

Mateo: 21, 33-43.45-46

En aquel tiempo, Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo esta parábola: “Había una vez un propietario que plantó un viñedo, lo rodeó con una cerca, cavó un lagar en él, construyó una torre para el vigilante y luego lo alquiló a unos viñadores y se fue de viaje.

Llegado el tiempo de la vendimia, envió a sus criados para pedir su parte de los frutos a los viñadores; pero éstos se apoderaron de los criados, golpearon a uno, mataron a otro, y a otro más lo apedrearon. Envió de nuevo a otros criados, en mayor número que los primeros, y los trataron del mismo modo.

Por último, les mandó a su propio hijo, pensando: ‘A mi hijo lo respetarán’. Pero cuando los viñadores lo vieron, se dijeron unos a otros: ‘Éste es el heredero. Vamos a matarlo y nos quedaremos con su herencia’. Le echaron mano, lo sacaron del viñedo y lo mataron.

Ahora díganme: Cuando vuelva el dueño del viñedo, ¿qué hará con esos viñadores?” Ellos le respondieron: “Dará muerte terrible a esos desalmados y arrendará el viñedo a otros viñadores, que le entreguen los frutos a su tiempo”.

Entonces Jesús les dijo: “¿No han leído nunca en la Escritura: la piedra que desecharon los constructores, es ahora la piedra angular. Esto es obra del Señor y es un prodigio admirable?

Por esta razón les digo que les será quitado a ustedes el Reino de Dios y se le dará a un pueblo que produzca sus frutos”.

Al oír estas palabras, los sumos sacerdotes y los fariseos comprendieron que Jesús las decía por ellos y quisieron aprehenderlo, pero tuvieron miedo a la multitud, pues era tenido por un profeta.

_______________________

Ciertamente los tiempos nunca son los mismos, y en cada época se van vislumbrando nuevas maneras de comportamiento, algunas en mejora y otras muy desmejoradas. En cuanto al trato con las personas, no hace mucho aún se distinguía un tú de un usted, dando su lugar a los demás ya sea por su edad o por su autoridad.

Sin embargo eso no era sinónimo de un respeto total, ya que de igual manera se les ofendía de manera distinta.

Si ahora independientemente del tuteo a cualquiera persona, incluso a los papás, la perdida del sentido de autoridad es mayor, y es que si no se tiene un modelo o patrón a seguir desde el hogar, resulta en imposible poder tener el debido respeto con cualquier otra autoridad al nivel que ésta se maneje.

Peor aún cuando con alevosía y ventaja, como lo es el caso del evangelio, se pretende derrocar para un fin insano. Por ello en este tiempo de preparación para la Semana Mayor, la propuesta es respetar para ser respetados, ya que una con lleva a la otra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s