“Resucitó”

“Resucitó”

Juan: 20, 1-9

El primer día después del sábado, estando todavía oscuro, fue María Magdalena al sepulcro y vio removida la piedra que lo cerraba. Echó a correr, llegó a la casa donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: “Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo habrán puesto”.

Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo juntos, pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro, e inclinándose, miró los lienzos puestos en el suelo, pero no entró.

En eso llegó también Simón Pedro, que lo venía siguiendo, y entró en el sepulcro. Contempló los lienzos puestos en el suelo y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, puesto no con los lienzos en el suelo, sino doblado en sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó, porque hasta entonces no habían entendido las Escrituras, según las cuales Jesús debía resucitar de entre los muertos.

_________________________

El plan desde antiguo por fin se ha realizado, aquella promesa de restauración hecha desde el primer momento en que decidimos pecar y separarnos de Dios, en Cristo Jesús se ha cumplido.

Precisamente el hecho más peculiar y particular que identifica al verdadero Mesías, es su total donación, incluso con la muerte, pero con el poder de retomar su vida, pero ahora de una manera gloriosa, donde resucita con un cuerpo incorruptible, aquel mismo que ha prometido que recuperaremos al final de los tiempos.

La vida se engalana, porque ahora llega a esa plenitud para la que originalmente fue diseñada y en la que el Creador desea participemos y permanezcamos todos.

La gracia se desborda y nos es devuelta, después de haberla perdida, la hemos recuperado.

Es Dios que cumple su promesa y que no deja nada en el olvido. Es un equipo que es familia quienes en el amor deciden misericordiosamente devolvernos todo cuando habíamos perdido y que nos pertenece por pura donación suya.

Así es, resucitó y nos invita a vivir su nueva vida, a renovarnos y permanecer en ella.

Felices Pascuas de Resurrección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s