“En constante crecimiento”

“En constante crecimiento”

Mateo: 13, 31-35

En aquel tiempo, Jesús propuso esta otra parábola a la muchedumbre: “El Reino de los cielos es semejante a la semilla de mostaza que un hombre siembra en su huerto. Ciertamente es la más pequeña de todas las semillas, pero cuando crece, llega a ser más grande que las hortalizas y se convierte en un arbusto, de manera que los pájaros vienen y hacen su nido en las ramas”.

Les dijo también otra parábola: “El Reino de los cielos se parece a un poco de levadura que tomó una mujer y la mezcló con tres medidas de harina, y toda la masa acabó por fermentar”. Jesús decía a la muchedumbre todas estas cosas con parábolas, y sin parábolas nada les decía, para que se cumpliera lo que dijo el profeta: Abriré mi boca y les hablaré con parábolas; anunciaré lo que estaba oculto desde la creación del mundo.

______________________

No son pocas las ocasiones en que pensamos que la etapa de formación educativa en las escuelas son lo que necesitamos para crecer y vivir una vida digna y llena de bienes, como quien busca un título o diploma para certificar quiénes somos.

Creemos que una vez concluidas estas etapas escolares ya terminamos, olvidando que  aunque llegues y hagas un doctorado o una maestría, no dejan de ser las plataformas básicas para de ahí continuar creciendo y, que al final no bastan porque vivimos en un mundo dinámico y en constante evolución que requiere de una permanente actualización.

Jesús lo revela muy claramente en sus ejemplos del Reino, hay que crecer y Dios provee todo para hacerlo, cuando el mundo tan sólo promueve el desarrollo material y económico, olvidando los valores y virtudes que precisamente completan la belleza de un proyecto.

Nunca dejamos de crecer, aunque no en lo físico, sí en nuestras almas que tienen la capacidad de crecer hasta la misma perfección divina, como el mismo Padre Eterno, No iguales, pero sí en similaridad. Por ello no dejes de cultivarte y crecer, no quedes estancado en alguna zona de confort, porque es una trampa y tú fuiste creado para ser libre y llegar más allá de lo que el mundo propone, hasta la riqueza inconmensurable del mismo Dios. Es un constante crecimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s