“¿Asusta más el demonio o el humano?”

“¿Asusta más el demonio o el humano?”


Lucas 13, 31-35

En aquella ocasión, se acercaron unos fariseos a decirle: —Márchate de aquí, porque Herodes quiere matarte.El contestó: —Id a decirle a ese zorro: «Hoy y mañana seguiré curando y echando demonios; pasado mañana llego a mi término». Pero hoy y mañana y pasado tengo que caminar, porque no cabe que un profeta muera fuera de Jerusalén. ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que se te envían! Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como la gallina reúne a sus pollitos bajo las alas! Pero no habéis querido. Vuestra casa se os quedará vacía. Os digo que no me volveréis a ver hasta el día que exclaméis: «Bendito el que viene en nombre del Señor».
——————————
Desde siempre se nos ha infundido el temor al demonio, como un ente espantoso que causa terror donde quiera que se hace presente, identificando el mal en un ente real, pero su manera de obrar es muy sutil e imperceptible para algunos a tal grado de tan sólo por temor evitar su encuentro directo o invocarlo.
Eso de entrada está muy bien, porque denota ya un interés de no dejarnos engañar por sus insidias, pero existe una realidad mucho más evidente en el obrar del maligno; disfraza de solución y bien sus supuestas aportaciones y sugerencias, como lo tenemos en el caso del evangelio, en donde se presenta un fariseo ante Jesús, el cual según para ayudarlo, le da una información que ciertamente pudiera ser verdadera, pero que va encubierta de una mala intención.
Esa información desvirtuada, Jesús inmediatamente la detecta porque sabe hacia donde va, a lo mejor el fariseo lo hace con buena intención, pero descubre detrás la obra del maligno, en donde planea sembrarle miedo para que rechace su misión, a su vez de llamar “zorro” a Herodes, no como un insulto personal, sino como quien astutamente se deja manejar del mal, utilizándolo como un recurso para obtener sus beneficios, situación perfecta que utiliza el demonio, para detrás manejar a las personas a su conveniencia haciéndoles creer que ellos son los protagonistas, cuando en realidad son sólo sus secuaces manipulados en un su malvado plan contra la redención.
A quienes deberíamos realmente temer es a aquellos que se dejan manejar por el mal mismo, que son sus títeres, no tanto al demonio en sí mismo, sino a sus intermediarios que se pueden hacer presentes incluso en la propia familia para dividir y robar la paz necesaria para el crecimiento y frutos de la agracia divina. 
Al igual se da entre tus mejores amigos, y ambiente de trabajo, cualquiera que pretenda hacer las cosas bien o de manera extraordinaria, no se diga con caridad y santidad, suscitará en los demás cuando están débiles espiritualmente, ser puertas abiertas al maligno, para que te ataque en ellos, los que tienes más cerca.
La misma situación en pecado de nuestras, vidas nos hace canales del mal, somos más propensos a dejarnos manejar y por ende, a auto denigrarnos sembrando un daño que al final lo hacemos nuestro y responsables de ello.

Nada cuesta fortalecernos, para al contrario, ser instrumentos eficaces, pero de la gracia de Dios, para no causar daños y, saber defendernos cuando otros lo hagan, porque si se da aún en los ambientes más religiosos y consagrados, qué no esperar de los más alejados de la gracia de Dios.

Un comentario en ““¿Asusta más el demonio o el humano?”

  1. laicoferviente

    A veces hay que alejarse de quien te atosiga solo por qué eres prudente creen que pueden arremeter contra ti. Dios me ha enseñado a amar y a comprender que no debo guardar resentimientos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s