“San Esteban Protomártir”

Mateo 10, 17-22 

En aquel tiempo dijo Jesús a sus apóstoles: Guardaos de los hombres, porque os entregarán a los tribunales, os azotarán en sus sinagogas, y seréis llevados ante los gobernadores y reyes por causa mía, para que deis testimonio ante ellos y los gentiles. 

Pero cuando os entreguen, no os preocupéis de cómo o qué debéis decir; porque en aquel momento se os comunicará lo que vais a decir. Pues no sois vosotros los que vais a hablar, sino que será el Espíritu de vuestro Padre quien hable en vosotros. 

Entonces el hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y se levantarán los hijos contra los padres para hacerles morir. Y todos os odiarán a causa de mi nombre; pero quien persevere hasta el fin, ése se salvará. 

———————————————————— 

Al celebrar el nacimiento del Hijo de Dios, a su vez hoy celebramos a San Esteban, elegido como Diácono para servir a las viudas, las mesas y las obras de caridad, fue de los primeros siete, se le atribuye el título de protomártir por considerarse el primero de los Mártires en derramar su sangre en defensa de la fe, sobre todo en el caminar arduo de la iglesia naciente durante sus primeros años.

Ya durante la historia del pueblo de Israel hubo varios martirizados, tenemos el caso de la mayoría de los profetas, además de muchos hombres y mujeres de bien, en tiempos de Jesús inicia su vida con el martirio de los santos inocentes y no se diga San Juan Bautista, invariablemente todos por odio a la verdad.

Sin embargo ese odio aún no termina, se sigue en constante lucha por que la verdad sea proclamada y aún más la verdad divina, donde el Verbo de Dios, que es la misma Palabra en sí misma sea proclamada.

Hoy en día da miedo conocer la verdad, se prefiere la mentira, lo superfluo y vano, a tal grado de que existen personas que les da vergüenza que algo relativo a Dios sea puesto en su face, pero sí aceptan toda la basura que les proponen y hasta la difunden, se les hace divertido.Eso habla de quienes son, de qué son capaces y hasta dónde pueden llegar, porque ser anónimo de lejos, no tiene nada que ver con estar presente y de verdad.

Cabe la moción para reconocer aquellos que no tienen miedo de decir la verdad, de vivirla, de proclamarla, porque ella, como el mismo Jesús lo dice, “nos hará libres”, sin ser esclavos de la ignorancia y la vulgaridad.