“Éste enseñar con autoridad, es nuevo”

“Éste enseñar con autoridad, es nuevo”

Marcos 1, 21-28

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad. Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios». Jesús lo increpó: «Cállate y sal de él». El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos: «¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen». Su fama se extendió enseguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.

—————————————————-

Los modelos educativos varían bastante de región en región, no se diga así entre fronteras, aún en los mismos centros educacionales de la misma denominación varía. Y es que además del Alma Mater que es inculcado en las casas de estudio, con el cual tendemos ordinariamente a identificarnos como es evidente, existen variantes en la misma enseñanzas, ya que cada persona utiliza una pedagogía general pero a su vez muy particular, según sea la persona.

Podemos distinguir entre enseñanzas comunes como lo haría cualquier maestro, ya que la relación docente – alumno es en gran parte un compromiso remunerado, el cual no genera ninguna obligación de relación personal y por ende ningún vinculo que perdure posteriormente.

Sin embargo encontramos una marcada diferencia con las enseñanzas de Jesús, ya que aquellos que lo escuchan tan libre y voluntariamente, llegan a obtener una relación tan personal y directa que ya no implica un alumnado, sino el tan digno título de llegar a ser su discípulo, aquel que sigue, conoce, aprende y ama a su maestro, ya que el ideal es poder llegar a ser como él.

Es esa es la pequeña diferencia que perciben aquellos que lo escuchan ya que su palabra a su vez los transforma con la misma gracia de Dios porque es alimento. Además de que lo que predica esta respaldado por los mismos hechos tangibles de su propia vida, no habla de sabiendas, sino de sus hechos y sus obras buenas consumadas.

Es por ello que ése modo de enseñar, es con autoridad basada en su vida y en la caridad con la que lo expresa, incluso hoy en día sigue siendo nuevo porque no se aplica de la misma manera, pero el modelo lo tenemos así como la oportunidad para realizarlo, sólo falta la decisión para hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s